ESCÁPATE AL PIRINEO CATALÁN ESTE INVIERNO

El invierno invita a dejarse llevar por largos paseos en medio de la naturaleza, gozando de los coloridos paisajes pardos que nos regala esta estación. Y una de las mejores opciones es con una ruta en coche al Pirineo Catalán.

Allí nos reencontraremos con esa añorada naturaleza virgen, con valles atravesados por ríos de aguas transparentes y pueblos que conservan aún todo su encanto rural. En la ruta en coche al Pirineo Catalán, parajes como el Val d’Aran y el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici representan la esencia de todo lo que espera hallar un viajero amante de la naturaleza, y del invierno.

RUTA EN COCHE AL PIRINEO CATALÁN, 1ER DÍA: EL VALLE DE ÀSSUA

El Valle de Àssua es uno de los valles más encantadores del Pirineo Catalán. Una serpenteante carretera nos va subiendo a través de pequeños pueblos como Altron, Bernui, Sorre y Saurí. En Bernui podremos disfrutar del arte románico y de un par de las mejores queserías artesanas.

Finalizaremos nuestro recorrido en Llessui, pequeña villa situada a 1.417 metros de altitud, donde entre otras cosas podremos visitar la Casa del Pastor en la oficina del Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, para conocer la vida de los pastores y sus rebaños trashumantes.

RUTA EN COCHE AL PIRINEO CATALÁN, 2DO DÍA: EL PARQUE NACIONAL DE AIGÜESTORTES I ESTANY DE SANT MAURICI

En el Parque disfrutaremos del paraje mejor preservado del Pirineo. Más de 200 lagos de alta montaña de origen glaciar, rodeados de una multitud de picos que alcanzan los tres mil metros.

Y, con un poco de suerte quizás podamos ver a la nutria, que ha regresado a su hábitat natural.

RUTA EN COCHE AL PIRINEO CATALÁN, 3ER DÍA: SORT

En Sort encontraremos la popular administración de lotería La Bruixa d’Or. ¡Hay que probar suerte y comprar un décimo! Además, las calles del pueblo mantienen aún su antiguo trazado medieval y podremos probar los mejores quesos de los Pirineos.

En el pueblo de Pujalt, podremos visitar una colección muy original en el Museo de las Mariposas de Cataluña.

RUTA EN COCHE AL PIRINEO CATALÁN, 4TO DÍA: UN VIAJE POR EL ROMÁNICO

En el Vall de Boí podremos visitar el conjunto románico más importante de Europa: Ocho iglesias y una ermita merecedoras del distintivo de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

Antes de llegar a Boí, adéntrate en la Vall Fosca y podrás ver la primera central eléctrica que se construyó en todo el estado español. Era el año 1917 y esta aventura fue obra de unos visionarios que apostaban por el desarrollo industrial. Al final del valle, cuando la carretera queda rodeada de altas montañas, con el teleférico de Sallente se puede subir hasta el Estany Gento a 2.200 m de altitud.

RUTA EN COCHE AL PIRINEO CATALÁN, 5TO DÍA: VAL D’ARAN

El Val d’Aran, el único con orientación atlántica de todo el Pirineo, tiene 33 pueblos que compiten por su magnífico estado de conservación. En la mayoría el románico está presente pero puestos a elegir, imprescindible visitar la iglesia de Bossòst dedicada a la Virgen de la Purificación, la de Sant Miquel en Vielha, la de Santa María en Arties, la de Sant Andreu en Salardú y la de Santa Eulalia en Unha, todas ellas incluidas en la Ruta del románico. Para mitigar tanto empacho de arte, nos podemos sumergir en los baños termales de Les.

RUTA EN COCHE AL PIRINEO CATALÁN, 6TO DÍA: LOS LAGOS DE COLOMERS

Una excursión de un par de horas nos permite disfrutar del Circo de Colomers y los cinco lagos que se esconden entre estas montañas, el más alto, el lago Llong, a 2.205 metros de altura. En el refugio de Colomers se puede comer y de regreso resulta imprescindible sumergirse en las aguas termales del Baños de Tredòs a 1.790 metros de altitud que aprovecha un surgencia termal.

 

Si quieres conocer esta ruta en coche al Pirineo Catalán con más detalle o deseas informarte de otras rutas para este invierno, no dudes en visitar la web de My Way. Allí encontrarás toda la información que necesitas.

Entradas Recientes

Escribir un comentario