A todos nos gustan los productos gourmet

En Gourmet

Cuando hablamos de productos gourmet nos referimos a alimentos que son dirigidos a personas con un gusto excepcional y un fino paladar. Esta gastronomía lo que persigue es proporcionar sabores únicos, calidad y fineza.

Las tiendas gourmet

Cuando accedemos a una tienda de productos gourmet, nuestra predisposición es muy diferente a cuando realizamos la compra diaria, ya que buscamos productos delicatessen, es decir, esos productos que hacen vibrar nuestros sentidos cuando los degustamos y nos transmiten experiencias gastronómicas únicas.

Cuando buscas productos gourmet, teniendo en cuenta esta predisposición, el resto de factores suelen acompañarla muy bien. De hecho, nada más entrar en las tiendas gourmet, tanto en establecimientos como en las versiones online, en seguida observamos que el diseño y la decoración ya nos indican que nos vamos a encontrar productos de gran calidad. Cuando comenzamos a investigar un poco en ella, vemos una disposición de los productos muy diferente a la de las superficies de compra habituales, con los productos delicatessen dispuestos de manera más espaciada. Así, las tiendas gourmet premian la calidad a la cantidad, de esta manera nos transmiten unas sensaciones más distendidas y no nos agobian ofreciéndonos demasiadas posibilidades de un determinado producto.

Pero por supuesto, lo que hace que las tiendas gourmet consigan enamorarnos, es la calidad de sus productos, muchos con originales envases. Y es que nada más verlos ya estamos pensando en lo deliciosos que estarán.

Paté de liebre al armagnac

Paté de liebre al armagnac

Los productos gourmet

Los productos gourmet son preparaciones elaboradas con ingredientes seleccionados usando buenas prácticas de higiene manteniendo al máximo sus cualidades organolépticas, elaboradas por personas que dominan el preparado específico para finalmente ser consumido por alguien que aprecie la calidad y la buena comida.

En sencillas palabras, son los productos elaborados por gente que gusta del buen comer para personas que gustan del buen comer y beber, así de simple.

Nada de ofuscaciones ni esnobismos, los productos gourmet no son solo los más caros y exclusivos, si las practicas y elaboraciones respetan las definiciones antes mencionadas, todo producto puede ser gourmet. Desde una manzana en el mercado hasta una conserva de paté de jabalí con funghi porcini.

Pero, ¿qué es un gourmet? 

Un gourmet es toda aquella persona con gusto delicado y exquisito paladar, conocedor de los platos de cocina significativamente refinados, que tiene la capacidad de ser catador de talentos de gastronomía al probar el nivel de sabor, fineza y calidad de ciertos alimentos y vinos.

Un catador de comida distingue en sus observaciones si un plato es delicatessen, es decir, si va de acuerdo con las exigencias que requieren las debidas preparaciones de los productos alimenticios de la más alta gastronomía.

Existe una amplia variedad de comidas y bebidas gourmet; hay desde embutidos, jamones, quesos, caviares, pastas, carnes, aves, mariscos, salsas, mermeladas, panes, semillas, granos, chocolates, postres, vinos, licores, cafés y hasta helados. Y aún podríamos mencionar alguno más.

Ser gourmet es (al mismo tiempo) poseer un cúmulo de experimentados conocimientos en la materia gastronómica, así como sostener un estilo de vida, ser gustoso por los mejores sabores, y por lo tanto selectivo.

Bien, esta ha sido siempre la definición más extendida, pero también podemos entender que un gourmet es, simplemente una persona que le gusta la buena comida, aquellos sencillos placeres comestibles y el buen beber (moderado en todo sentido).

En siglos XIX, el Sr Grimond de la Reynière escribió un libro titulado “Almanach des gourmands” (El almanaque de los gourmands), donde define claramente las características que debe tener un buen gourmet:

1- El gourmet debe gustar de la comida.

2- El gourmet debe apreciar la acción de masticar – nada de engullir ni tragar los alimentos, se debe apreciar y comer sin apuro, sintiendo sabores y texturas.

3- El gourmet conoce bien la gastronomía de su zona – antes de explayarse en otras delicatesen, uno debe conoc

Gourmet

er los sabores de su territorio, de su país. Saber de sus platos y sus costumbres alimenticias.

4- El gourmet conoce de la gastronomía extranjera – debemos tener nociones básicas de cómo se alimentan en otras naciones. Como comen en China, Tailandia, Francia, etc. Simplemente para conocer las diferencias.

5- El gourmet se atreve con nuevos sabores – algo fundamental, debemos atrevernos a probar nuevos platos, nuevas texturas y siempre abierto a nuevas sensaciones culinarias

6- El gourmet tendrá un criterio amplio y será tolerante – he aquí un error común, a modo de ejemplo: si nos gustan las pastas solo con mantequilla, no andaremos divulgando que es la única y mejor manera de comerlas. La idea es tener criterio y aceptar la diversidad. Ya que como dicen, en gustos no hay disgustos.

7- El gourmet es una persona de carácter social y cultural – al ser gourmets, debemos difundir el conocimiento que tenemos. Ya sea recomendando productos, restaurants, etc. La comida será parte importante de nuestras vidas, eso nos refuerza la cultura.

 

Bien, no hay centrarse tan sólo en la idea de una gastronomía de lujos y altos costos. Al contrario, ser un gourmet, consiste en gozar del placer de la buena comida. Y eso, nos gusta a todos.

 

Recommended Posts

Escribir un comentario