Cómo cuidar la salud auditiva en niños

La salud auditiva en niños es un tema que merece especial atención, y no solamente para prevenir las temidas otitis. Hay otros factores que pueden poner en riesgo la salud auditiva en niños, como la exposición a ruidos fuertes.


De hecho, la perdida auditiva en niños provocada por el ruido, desgraciadamente va en aumento
. La razón no es otra que el uso de tecnología desde la infancia, y nos referimos a algunos dispositivos como los auriculares cuando se usan sin precauciones.


En vísperas de los regalos de Navidad, precisamente los regalos relacionados con la tecnología son de los más solicitados por los niños. A ello hay que sumarle algunos juguetes ruidosos, cuando hay falta de control, pueden provocar problemas de oídos en niños.


Los entornos ruidosos también son un factor de riesgo en este sentido. Conciertos, eventos deportivos u otros acontecimientos donde el nivel de ruido es importante, pueden poner en riesgo la salud auditiva de los niños. Y teniendo en cuenta que la pérdida auditiva puede influir negativamente en el desarrollo del niño, tanto a nivel escolar como social, merece la pena tomar precauciones.

Pruebas auditivas en niños: salir de dudas


Ya que es prácticamente inevitable privar a un niño de los dispositivos inteligentes, tan codiciados por ellos, podemos enseñarles a usarlos de manera segura. Por ejemplo, en el caso de los auriculares, es importante que aprendan a no sobrepasar el nivel de volumen recomendado. Tomar descansos en ese sentido también es necesario, para no saturar a los oídos durante horas.


Es preferible optar por auriculares de calidad
, para que no hayan escapes de sonido que obliguen al niño a elevar el volumen. También se les puede enseñar a respetar las indicaciones de volumen de muchos dispositivos electrónicos, que avisan con una señal roja cuando se sobrepasan los límites recomendados.


La limpieza adecuada de los oídos también es otro factor importante para evitar problemas e infecciones. No deben utilizarse en ningún caso bastoncillos ni ningún objeto alargado en el interior del oído. Así mismo hay que procurar que no entre agua dentro del pabellón auditivo, y si queda retenida en la entrada de la oreja, hay que secarla. Los oídos pueden lavarse en su parte exterior, de dentro hacia fuera, y de forma cuidadosa.

Cuando un niño debe llevar un audífono

Cuando ya se tienen sospechas de que el niño puede tener un problema de audición, lo mejor es acudir a un centro auditivo en Barcelona, como Audiotek , para realizar al niño una audiometría gratuita.

Esta prueba, realizada por audioprotesistas especializados, es totalmente indolora, sencilla y no entraña ningún riesgo para el niño. Detectar una pérdida auditiva a tiempo es fundamental para evitar que vaya a más y así tomar las medidas necesarias para subsanar el problema.

En aquellos casos en los que la pérdida auditiva sea importante, puede contarse con audífonos para niños, una solución a medida diseñada especialmente para ellos, que les permite llevar una vida completamente normal.

Lo más importante para el niño en edad escolar es poder escuchar, interactuar y aprender, y los audífonos infantiles de la actualidad son una solución auditiva que satisface las necesidades de los más pequeños.


Los audífonos para niños de hoy en día, además de ser muy fáciles de usa, son divertidos, estéticos, y poseen una tecnología que le permite adaptarse perfectamente al entorno de un aula moderna, Conversaciones, debates, actividades multimedia, trabajo en equipo… nada es obstáculo para un niño que tenga que usar un audífono.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.