Conduciendo por la Toscana. Una ruta de emociones

Una ruta en coche por la Toscana para conocer sus secretos medievales, recorriendo bellos paisajes y disfrutando del vino y la gastronomía

Una ruta Toscana siempre es un sueño. Recorrer sus verdes paisajes, disfrutar de su gastronomía y sus vinos, aprender sobre la historia y arquitectura de ciudades como Florencia o Siena o perderse por muchos de sus preciosos pueblos del interior era algo que todo el mundo debería hacer en algún momento.

Para preparar una ruta Toscana lo primero que hay que elegir bien es el vuelo. Desde España, lo más económico es volar a Pisa. Pisa tiene aeropuerto internacional en el que operan varios operadores low-cost, por tanto es la mejor puerta de entrada a la Toscana. Una vez elegido el vuelo, habrá que elegir fechas. En este tema si se dispone de tiempo, la mejor época para viajar a la región es en primavera. El clima es muy parecido al del sur de España, por lo tanto, en verano hará mucho calor. En primavera, por otra parte, la temperatura es más suave y el paisaje está en todo su esplendor.

Conduciendo por la Toscana 6

La Toscana tiene tres cosas obligadas que visitar: Florencia, Siena y el Paisaje en todo su conjunto. Una vez que tenéis el vuelo y la fecha, el segundo paso es elegir el lugar de residencia, pues la zona se recorre bien en coche y no hace falta ir cambiando de hotel a diario. Si se hiciera de esa forma se perdería mucho tiempo y no es práctico para nada. Lo mejor es elegir una casa de campo o un apartamento entre Florencia y Siena, desde donde se puede recorrer bien toda la comarca.

El precio dependerá de la estación del año en que se viaje, pero un apartamento para 4 personas sale aproximadamente por 75€/día, aunque oscilan entre 60/140 €/día. Por tanto si vais con alguna pareja más os saldrá más económico. La reserva del coche, siempre es mejor hacerla desde España, saldrá más económico. Con el seguro habitual del conductor, se pueden reservar coches más o menos prácticos por unos 40€/día y recogidos desde el mismo aeropuerto.

Por lo que respecta a la gastronomía, comeréis muy bien buscando los restaurantes menos turísticos, serán mucho más auténticos y mucho más económicos. Con todo, esta ruta puede salir por unos 500/800 €/persona, dependiendo de vuestros hábitos y vuestros gustos.

Conduciendo por la Toscana 1La región se puede visitar perfectamente en 5 días incluyendo el primer día de vuelo. Aprovecharíamos el primer día para Pissa y Lucca por lo que es importante que nuestro vuelo aterrice en Pissa por la mañana. El itinerario previsto sería el siguiente:

1er día – Pissa y Lucca

2do día – Chianti, Volterra y San Gimignano

3er día – Montalcino, Montepulciano, Pienza y Vall d’Orcia

4to día – Florencia

5to día – Siena y la Región de la Crette Senessi

1er día – Pissa y Lucca

Cómo ya os explicaba antes, la entrada más económica a la Toscana se produce por Pisa, su aeropuerto recibe gran parte de los vuelos low-cost que operan en Italia, se trata del Aeropuerto Galileo Galilei. Por tanto aprovechamos ese primer día para visitar Pisa y si nos da tiempo alguna de sus ciudades cercanas, como Pistoia o Lucca, yo os propongo esta última.

Pisa, es capital de su provincia y la zona más interesante a visitar es su famosa Piazza de Miracolli, que se puede recorrer en poco tiempo. La Plaza también es denominada Piazza del Duomo o Plaza de la Catedral, se compone de cuatro grandes edificios; El Duomo, la Torre inclinada de Pisa, (campanario de la catedral), el Baptisterio y el Camposanto, declarados como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Conduciendo por la Toscana 2

Si dispones de tiempo también podrás visitar en la ciudad otros edificios de interés, como son la Piazza dei Cavalieri (Plaza de los Caballeros), donde puede verse el Palazzo della Carovana, con su impresionante fachada diseñada por Giorgio Vasari, la Iglesia de Santa Maria della Spina, es una pequeña iglesia gótica y constituye uno de los edificios góticos más destacados de Italia y el Jardín Botánico de Pisa, el más antiguo del mundo, fue uno de los legados de la prestigiosa Universidad de Pisa, fundada por el papa Clemente VI.

Por la tarde podéis visitar Lucca, otra de las ciudades medievales de la Toscana, donde su plaza ovalada es su construcción más singular y por lo que es famosa esta localidad italiana. También se puede visitar su Catedral de San Martín. También valen mucho la pena los puestos de pizza del casco histórico donde se puede disfrutar de un buen y rico trozo de gastronomía italiana a muy buen precio.

2do día – Chianti, Volterra y San Gimignano

Para este día nos corresponde el itinerario de la parte más central de nuestra ruta a la Toscana. No en vano, dicho itinerario será un poco más largo, ya que la región de Greve in Chianti tiene muchas curvas, pero el paisaje merece mucho la pena. En esta ruta conduciremos un total de 200km de ida y vuelta, recorriendo la región vinícola del Chianti, Volterra, la localidad famosa por su alabastro, y por último, ya de regreso, la villa medieval de San Gimignano, en la provincia de Siena.

Si has visto alguna película donde se puedan apreciar los bellos paisajes de la Toscana, seguro que algunas de esas escenas fueron grabadas en los alrededores de Greve in Chianti. Aquí y en sus alrededores podréis disfrutar del paisaje típico de esta región italiana, comprar buen vino y visitar alguna de sus bodegas y villas famosas en toda Italia. En el transcurso del viaje podéis parar en cualquier pueblo y visitar sus plazas medievales, degustar sus vinos, dulces y platos típicos de la zona. Hay que recordar que la Gastronomía Toscana es una de las más reconocidas en toda Italia y cada pueblo es una sorpresa encantadora.

Hacia el mediodía podéis parar a visitar la ciudad amurallada de Monteriggioni, una de las fortalezas medievales más bellas de la Toscana, y después de comer, seguir ruta hacia Volterra.

Volterra destaca por ser rica en una de las piedras más esculpidas en la región junto con el mármol, se trata del alabastro. Es tan abundante y de tan buena calidad, que se usa como ventanucos en edificios históricos, catedrales y casas señoriales de toda la región. Puedes comprar cualquier producto reproducido en este mineral de gran belleza. En la ciudad destaca la Porta all’Arco del s.III a.C., que forma parte de ruinas de Velathri en el recinto amurallado de la ciudad y la Plaza del Ayuntamiento con edificios y palacios de estilo renacentista.

Cerca de Volterra se encuentra San Gimignano, patrimonio mundial de la humanidad por su arquitectura medieval singular, especialmente por sus famosas torres. Esta población es destacada especialmente en todas las guías de turismo de la Toscana. Es un buen lugar donde comprar recuerdos, ya que podemos encontrar gran variedad de productos artesanales, sobre todo cerámica de la región y las ánforas típicas de San Gimignano.

Conduciendo por la Toscana 4

3er día – Montalcino, Montepulciano, Pienza y Vall d’Orcia

Tercer día de ruta, este dedicado al  Sur de la región. Visitaremos Montalcino, donde se produce el vino más apreciado de la región, el Brunello. Continuaremos con una de las zonas más bellas de la Toscana, el Vall d´Orcia junto con su espectacular población renacentista de Pienza, ambas patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y finalizaremos el viaje en uno de los pueblos fortaleza mejor conservados de la toscana, escenario de películas como Amanecer, se trata de Montepulciano.

Así que empezamos en Montalcino de la que tan sólo queda la fortaleza medieval y su majestuoso Monasterio de Sant’Antimo. Sin embargo es famosa en toda Italia por el Brunello, el vino más caro y mejor valorado de toda la Toscana. Un caldo muy apreciado por su particular tipo de uva, denominación de origen de los viñedos que crecen alrededor de esta localidad del sur de la Toscana.

Continuamos luego para recorrer el Vall d´Orcia de camino hacia Pienza. El valle está repleto de cipreses dispuestos sobre cientos de colinas suavemente pronunciadas sobre un terreno de un verde precioso. Nuestro camino se encuentra salpicado de pequeños pueblos como San Quirico d`Orcia o Bagno Vignoni, famoso por sus aguas termales. En esta pequeña localidad encontraremos un balneario, una zona de hoteles y la plaza de las fuentes, donde hay una pequeña taberna donde se pueden tapear productos típicos de la región, sobre todo embutidos.

Más tarde llegaremos a Pienza, que se construyó siguiendo un patrón urbanístico clásico y renacentista. La ciudad es un museo al aire libre, un lugar donde perderse.

Así que no queda mucho tiempo para visitar Montepulciano, una fortaleza medieval situada en lo alto de una montaña, flanqueada por acantilados. La calle principal de la población se alarga varios kilómetros desde la Porta al Prato hasta la Piazza Grande en lo alto de la colina, hay que andar mucho, así que llevaros calzado cómodo. Una calle sube y otra paralela baja a lo largo de toda la población, hasta que ambas calles se vuelven a comunicar con la calle principal.  En el interior del casco antiguo destaca el Duomo o Catedral y algún que otro edifico renacentista.

4to día – Florencia

Bien, la verdad es que hay mucho que ver en Florencia y es imposible verlo todo en un día. Así que voy a intentar haceros un pequeño recorrido de lo que no debéis perderos:

Conduciendo por la Toscana 8

  1. Empezamos por la Basílica de San Lorenzo, obra de Bruneleschi. El sepulcro y las impresionantes escaleras de mármol negro son obra de Miguel Ángel, la sacristía es obra de Donatello. También merece mucho la pena la Biblioteca del piso superior, el artesonado, el suelo, y sobre todo los detalles arquitectónicos son impresionantes.
  2. Plaza y Duomo de Santa Maria de Fiori, con la genial cúpula de Bruneleschi y su bello campanario o Campanile de Ghiotto.
  3. Galería Ufizzi que alberga las obras de arte de la familia Médici, incluyendo obras como la “Primavera” de Sandro Boticelli o la “Adoración de los Reyes Magos” de Leonardo Da Vinci.
  4. Piazza de la Signoria. Aquí encontraréis el Palacio Vechio, antiguo ayuntamiento de Florencia y algunas esculturas al aire libre tal como se presentaban antaño, incluyendo la copia del David de Miguel Ángel en el lugar en el que en su día estuvo el original.
  5. Ponte Vechio. Puente medieval de gran belleza donde se disponían antiguamente las carnicerías y otras tiendas de la ciudad. Ahora lo ocupan joyerías, tiendas de artesanía y otros productos, donde podréis aprovechar para realizar algunas compras.
  6. A partir de aquí, podéis elegir varios museos. Tenéis el Museo Nacional Barguello con la mejor escultura renacentista o el Museo del Palazzo Pitti, de pintura. También es interesante la Galeria della Academia donde podrás gozar del David de Miguel Ángel, junto con otras obras de autores renacentistas y la interminable tumba de Julio II.
  7. Los Jardines de Bovoli y el Fuerte del Belvedere, desde donde podrás gozar de las mejores vistas de Florencia. Aquí en las escaleras podrás disfrutar de actuaciones de músicos que amenizarán aún más las vistas de la ciudad.

5to día – Siena y la Región de la Crette Senessi

Nuestra ruta se acerca a su fin, ya llega nuestro último día y, según la agenda, es el turno de Siena y la región de Crette Senessi. Hay que tener en cuenta que el casco antiguo de la capital toscana es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y está prohibido su acceso en automóvil.

Empezamos pues nuestro recorrido por la Basílica de San Domenico del  siglo XIII, donde se encuentran las reliquias de la famosa Santa Catalina de Siena, la imponente iglesia sale al paso cuando se pasan las impresionantes murallas que tenía la ciudad y la Fortezza Medicea, fortaleza construida por los Médicis en el s.XVI para defender la ciudad.  Antes de llegar al casco histórico de la ciudad, ya habremos pasado estos edificios, bajando y empezando la colina desde abajo para ir subiendo a la parte más antigua de la ciudad. Lo mejor de Siena es callejear por todo el centro histórico, cada rincón es espectacular. Existen innumerables palacios renacentistas entre los que destacan el Palacio Piccolomini, obra de Pietro; el Palazzo Pubblico o Ayuntamiento del siglo XIV, con su famoso Campanile en la misma Piazza del Campo y el Palacio Buonsignori, del s. XV, que alberga la Pinacoteca Nacional. La Piazza medieval del Campo es donde se celebran las célebres carreras de caballos como se hiciera en la edad media desde el s.XIV, todo un acontecimiento. Además también se pueden visitar algunas iglesias de interés como la Basílica de Santa María dei Servi del s.XVI y la Basilica dell’Osservanza.

Conduciendo por la Toscana 5Pero el monumento más glorioso de la ciudad, y de los más antiguos es la famosa Catedral de Siena, que iniciada en el s.XII, es un ejemplo del gótico italiano. Destaca en su interior el púlpito octogonal sostenido por leones de Nicola Pisano. Bajo la catedral, en el baptisterio, se encuentra la magnífica pila bautismal con bajorrelieves de Donatello y Ghiberti entre otros. Pero lo más impresionante de esta catedral, además de sus arcos con los colores típicos de Siena en blanco y negro (recuerdan a las arcadas de la Mezquita de Córdoba), son sus pavimentos en forma de mosaico y su arquitectura interior tan peculiar.

Por la tarde puedes seguir de ruta por Crette Senessi, uno de los paisajes característicos de Siena y de la Toscana. Amplios paisajes con sus suaves colinas aderezados con extensos campos de cereales nos acompañarán en un relajado paseo en coche.

La Toscana es uno de los destinos más recomendados por todas las guías turísticas pero descubrirla por tu cuenta y a tu aire, te enseñará nuevos lugares que son impresionantes.

Entradas Recientes

Escribir un comentario