Haz un brindis con los mejores cócteles del centro histórico de Málaga

This post is also available in: English

En el mundo del cóctel crece día a día en adeptos, por lo que el concepto restaurante coctelería se impone como valor  en alza.  La coctelería puede dividirse en clásica o de  autor, siendo la última de las modalidades, esto es, los cócteles de  autor, la que suscita más interés  en estos tiempos. Los cócteles de autor permiten un gran despliegue de creatividad y la posibilidad de descubrir sabores nuevos. 

Los cocteles de autor en Malaga, como los que pueden degustarse en el restaurante coctelería Matiz, son creados empleando las últimas técnicas en gastronomía y tecnología. Se trata de desarrollar nuevos sabores a partir de la modificación de licores y destilados, obteniendo resultados sorprendentes. También pueden crearse cócteles sin alcohol a  partir de bebidas de frutas o verduras.  incluso de una  mezcla de ambas. 

Si es verdad que cualquier momento del año es bueno para disfrutar de un buen cóctel  de autor, cuando llega el verano  y en un  entorno como Málaga, la experiencia  tiene doble aliciente. En el restaurante cocteleria Matiz, en pleno centro, consiguen que los  cócteles málaga transformen cualquier momento en tan especial que merezca un brindis. 

Los secretos de un restaurante  coctelería como Matiz

Desde su inauguración en abril del 2018, Matiz se hizo un hueco entre los mejores restaurantes de Málaga. Y lo consiguió ofreciendo un nuevo concepto de espacio  gastronómico basado en una propuesta  diferenciada, basada en  sensaciones  y emociones. Para  ello cuenta  con el respaldo de un equipo excelente  de  profesionales, una materia prima de  máxima calidad,  y  un entorno  muy especial. Ubicado en el centro histórico, el Matiz brilla con luz propia por la  calidad y variedad de sus cócteles, decoración, ambientación  y el cuidado de todos los detalles.

Hay una cosa que los profesionales del restaurante coctelería Matiz saben muy bien, y  es que el cliente busca  la micro experiencias, también en el cóctel. Por este motivo,  el barman  de Matiz realiza  sus creaciones  basándose en la filosofía de la casa, basada en conseguir  un toque o matiz que les distinga  del resto. Nuevos aromas, detalles, texturas, colores,  siempre sacando el mejor partido  de aquello  que  de base, ya es  exquisito.

Esta alquimia el  barman de Matiz la consigue  tal  y como  un chef haría añadiendo con destreza la  sal  a sus platos,  poco a poco. Añadiendo  los diferentes ingredientes, midiendo,  contrastando e innovando al mismo  tiempo,  hasta obtener un cóctel  único, lleno de arte, como la tierra malagueña. 

La  importancia de las materias primas

Otro elemento fundamental a valorar en  una cocteleria malaga como  la de Matiz es que la calidad  de los ingredientes sean excelente. Esta máxima debe respetarse  en la coctelería tanto como en la cocina. Si para elaborar platos de calidad es necesario contar con la mejor materia que garantice el buen  sabor de la  composición,  con  los cócteles sucede  lo mismo. Por ejemplo, la calidad de la  fruta influye mucho en el sabor de la mezcla  del cóctel. Y con el resto de los ingredientes ocurre lo mismo, ya que de poco  sirve la destreza del barman si no cuenta con material prima que esté a la altura de sus habilidades.

Por este motivo, escoger brindar con un cóctel en Matiz, es garantía es garantía de acierto y disfrute en todos los sentidos. Porque no dejan al azar ni el más mínimo de los detalles: es la única forma de convertir lo normal en extraordinario.  Cotelerias  en Malaga hay muchas, pero capaces de crear una experiencia cada vez que se pide un cóctel de autor de ellas… eso es cosa de Matiz. 

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.