Historia de las figuras de porcelana Lladro

“Más de 60 años convirtiendo la porcelana en arte. Más de 1.500 puntos de venta en todo el mundo”. En 1953 nació Lladró, la marca de porcelana antigua que se volvió líder gracias a la pasión por la porcelana de tres hermanos, Juan, José y Vicente Lladró.

Los inicios de Lladró

El comienzo de la historia de la marca de porcelana Lladró se remonta a los años 50, en Almácera (Valencia). Los hermanos Juan, José y Vicente Lladró comenzaron a fabricar sus primeras piezas de cerámica y vidrio en un horno moruno construido en su casa familiar. 

El gran éxito por la calidad y exquisito diseño de sus piezas hizo que los hermanos Lladró trasladaran su taller familiar a una nave industrial en la localidad de Tabernes Blanques para satisfacer la creciente demanda de sus obras. 

Expansión de Lladró

A partir de los años 60, la empresa inició su expansión internacional, convirtiéndose en una referencia en el ámbito de la cerámica de lujo y además pionera en la introducción del proceso de monococción de este material. En 1965, Lladró exportó parte de su producción a Canadá y comenzó a entrar en Estados Unidos. En la década de los 70 se produjo un aumento significativo de los productos Lladró en el mercado norteamericano. También a mediados de los años 70, Lladró comenzó a vender sus productos en Japón.

Piezas consideradas obras de arte

El éxito de Lladró lo impulsó a abrir el Museo y Galería Lladró en Nueva York en 1988 y llevó a varias de sus esculturas a exhibirse en diferentes museos, como en el Hermitage de San Petersburgo. Además, sus piezas estuvieron presentes en el Pabellón de Valencia en la Exposición Universal de Sevilla y en 1995 se inauguró el Centro Lladró en Madrid.

Hoy en día

Actualmente, esta exitosa empresa continúa deslumbrándonos con sus exquisitos diseños, que a lo largo de los años han ido adaptándose a las nuevas tendencias, pero sin dejar de lado la esencia, sus métodos y la calidad de elaboración de sus piezas.

Sin duda, cualquiera desearía ser dueño de una de las figuras de porcelana lladro antiguas, pero si tienes intenciones de vender una, nosotros solo confiamos en Antigüedades San Francisco, expertos desde hace más de 30 años en ello.

Residente en Barcelona y venezolana de corazón, Andrea es una cosmopolita con el mundo por nación que piensa en grande y se deja llevar por los sueños. Viajera curiosa, su mirada no descansa nunca y sus ansias de saber tampoco.