Historia de los audifonos

Historia de audífonos para sordos: la serie básica

La historia de los audífonos ha ido evolucionando a la par que la de la humanidad. Esto ha ocurrido sobre todo con todos los inventos que han contribuido a mejorar nuestra calidad de vida. Y contrarrestar la pérdida auditiva sin duda es una mejora muy importante. De ahí que la historia de los audífonos haya pasado por diferentes fases desde sus inicios, que tuvieron lugar en 1673

Historia de audífonos para sordos: la serie básica

En aquel entonces para amplificar el sonido se utilizaban cuernos de animales o trompetas como alternativa al audífono. Obviamente se trataba de un método rudimentario y poco funcional, y casi dos siglo después se fabricó el primer audífono de carbón.

Esto tuvo lugar entre 1800 y 1900, y el método consistía en un micrófono de carbono con batería y receptor magnético. A la primera prótesis de carbón creada en 1899 se la denominó Akoulallion, y a la primera que se podía llevar Akouphone. 

En 1907 se creó el amplificador electrónico de bulbos que se acabó incorporando a los audífonos para sordos en 1920. En 1944 se redujo el tamaño de la batería, micrófono y amplificador, construyéndose el primer audífono de una sola pieza. Este audífono podía llevarse en el cuerpo estando unido al oído a través de un cable.

Doce años después, en 1952, se crearon las audiofagas que elimaban el ruido producido por el roce del micrófono y el cuerpo. En 1958 ya se crearon los audífonos retroauriculares y en 1960 ya tenían control de volumen. La marcha ascendente de la historia de los audífonos y sus avances tecnológicos era ya innegable e imparable. Y así ha continuado y continúa, hasta nuestros días. 

La historia de los audífonos y su salto a la actualidad.

En su escalada imparable para mejorar, de 1960 a 1980 nacieron los audífonos intrauriculares, que se colocaban completamente en el oído externo. 

A partir de 1980 vieron la luz los primeros audífonos digitales, que con sus mayores prestaciones revolucionaron el mercado. Los materiales eran cada vez más livianos, fáciles del llevar, y la mejora estética era evidente. Y así hasta nuestros días, donde historia de los audífonos y sus avances tecnológicos sigue su curso inexorable.

Audífonos inalámbricos para serie premium de Audiotek

Audiotek, centro audiológico independiente, ofrece desde el año 2005 las mejores herramientas que permiten descubrir al paciente su realidad sonora. Entre dichas herramientas, además de los mejores audioprotesistas y un servicio altamente personalizado, se encuentra la última tecnología en audífonos. 

Existen audífonos de diversas series, cada una de ellas específica para las distintas necesidades de cada paciente. Desde los audífonos inalámbricos para transmitir el sonido y conectarlo con el TV, tablet o Smarphone, hasta otras soluciones más sencillas.

En Auditek las disponen todas, y asesoran y acompañan a cada paciente desde el principio para hacer la mejor elección.

Una serie de audífonos para cada experiencia sensorial

Los audífonos serie élite de Auditotek o auriculares inalámbricos, constituyen una experiencia única y son la solución recargable más avanzada del mundo. 

Otros audífonos de las llamadas series óptima y premium, posibilitan sonido ambiental más completo y conversaciones más claras, incluso en situaciones ruidosas. Lo consiguen gracias a un procesamiento del sonido que emula al oído natural, obteniendo mayor claridad y comprensión del habla. 

Audífonos inalámbricos para la serie óptima de Audiotek

Existen también audífonos de serie media o básica. Están indicados para pacientes que por la particularidad de su caso o estilo de vida requieren de soluciones auditivas más sencillas. 

Pero en todos los casos, un paciente que usa audífono requiere contar con el apoyo y acompañamiento de su centro audiológico. Audiotek lo hace potenciando su máximo valor, que es la confianza. Además, el trabajar de forma independiente les permite escoger el fabricante y modelo de audífono que mejor se adapten a cada paciente. 

Nicola Picasso, padre y marido enamorado es un apasionado del deporte, especialmente del trail running. Atleta X-Bionic, Tailwind Trailblazer y Bamboolabs Ambassador, ha hecho de su afición por correr toda una aventura que trasciende las redes sociales.