LAS HUEVAS DE SALMÓN NO SON SÓLO PARA DECORAR, DISFRUTA DE SU EXQUISITO SABOR

Por
En Gourmet

Es evidente que el caviar, las huevas del esturión, es el rey de las delicias para los gourmets. Pero eso no quiere decir que debamos menospreciar otros productos como las huevas de salmon.

Las exquisitas huevas de salmon salvaje, con su firme textura y su envolvente sabor, son un producto versátil e irreprochable. Cambiarán el color de tu mesa de aperitivos, son ideales sobre blinis o sobre una loncha de salmón ahumado. Y también transformarán el sabor de un plato, aportándole la rotundidad del gusto a mar en una crema de verduras o a un revuelto.

No pienses que son un simple elemento de decoración. Tienes que descubrir su sabor.

LAS HUEVAS DE SALMÓN NO SON SÓLO PARA DECORAR, DISFRUTA DE SU EXQUISITO SABOR 1

LAS HUEVAS DE SALMON

Japón es el país donde el consumo de las huevas de salmon (que allí se les denomina ikura) está más extendido. De hecho, se usan desde tiempos remotos y existe constancia escrita de su importancia en el libro Enkishiki, impreso en el año 927.

Actualmente, la mayor parte del ikura se prepara con las huevas de salmon salvaje de Alaska. En la época de la reproducción, los óvulos de las hembras maduran dentro del ovario, crecen y se hacen más fuertes a medida que el salmón abandona el mar y se dirige hacia el estuario, desde donde remonta el río hasta llegar al lugar del desove.

Justo antes de que alcance el río, se procede a una cuidadosa selección de los huevos de salmón capturado, cuando están completamente formados, con el grado de consistencia adecuado. Así, el ikura salado de gran calidad presenta un aspecto brillante y una tonalidad rojizo anaranjada. Las huevas deben estar enteras, no estar aplastadas y deben separarse fácilmente.

huevas de salmon

PREPARACIÓN DE LAS HUEVAS DE SALMON

Una vez capturados los salmones, se extraen las huevas de las hembras. Acto seguido se lavan en una solución salina al 3%. Después de extraen los huevos del saco ovárico y se eliminan las pieles y las venas para una mejor presentación y degustación del producto.

A partir de aquí, las huevas de salmon pueden pasar dos procesos diferentes según si se desea obtener ikura salado o ikura en salsa de soja. Para conseguir la variedad más común salada, las huevas se agitan y se curan en salmuera. Después, se escurren, se clasifican, se envasan y se pesan.

Para elaborar el ikura en salsa de soja, las huevas deben marinarse de doce a veinticuatro horas. Después se escurren y se curan al mismo tiempo, se clasifican por su frescura y su color y acto seguido se envasan y se pesan.

LAS HUEVAS DE SALMÓN NO SON SÓLO PARA DECORAR, DISFRUTA DE SU EXQUISITO SABOR 2

UNA EXPLOSIÓN DE SABOR

Las huevas de salmón son una explosión de placer que se han consolidado en el mundo culinario como un ingrediente básico gracias especialmente a sus matices ligeramente salados, con recuerdos marinos, y a su textura, que permite que se fundan en el paladar con una pequeña explosión de sabor.

Aunque suelen consumirse acompañadas de otros elementos, como en rellenos, cóctel de marisco, platos japoneses (niguiris o makis) o como delicioso ornamento en todo tipo de cremas, te proponemos probarlas sobre pan negro y crema agria o a cucharadas, dándoles el protagonismo que merecen, como auténtico “caviar” de salmón, pura esencia marina.

Ya puedes encontrar estas huevas de salmón en Mundisa Directo 😉

Recommended Posts

Escribir un comentario