LA HISTORIA DE LA CASA AMARILLA DE VAN GOGH

Por
En Eventos

Las obras de Vicent Van Gogh esconden historias cargadas de intensos sentimientos. Una de ellas es La Casa Amarilla de Arlés, en la que se pueden apreciar sus emociones en cuanto aquella famosa casa en el sur de Francia.

En 1888 Van Gogh viajó hasta Arlés para alquilar una casa y establecer allí una comunidad artística. Su idea era invitar a otros pintores que conoció durante su estancia en París, pero de ellos solo acudió Paul Gauguin. Pero se dice que no era por Vicent, sino que viajó hasta la casa amarilla para devolverle el favor a Theo Van Gogh, quien le compró varios de sus cuadros.

Así fue como se juntaron los dos pintores. Con ideales artísticos y personales muy diferentes, lo único que les unía era su intención de enfrentarse de forma pictórica al Impresionismo. De hecho, los dos artistas forman parte de los máximos exponentes del Postimpresionismo.

Grandes diferencias entre los pintores

Pero las grandes diferencias entre los pintores hizo que la convivencia se volviera muy difícil. Gauguin era partidario de pintar con la imaginación. “No hay que pintar sólo lo que se ve, también hay que pintar lo que se imagina.” decía el artista. Y en cambio Van Gogh sostenía que sin un sujeto delante, sin la realidad ante sus ojos, es imposible sostener un pincel en las manos.

 

Gauguin decide irse de la casa de Arlés

Fue durante la tarde del 23 de diciembre de 1888 cuando Gauguin le comunicó a Van Gogh su intención de irse de aquella casa para volver a París. Se dice que Vicent siguió a Paul con una cuchilla, pero cuando este se dio la vuelta Van Gogh se arrepintió y fue cuando se mutiló la oreja. Puede ser que el pintor holandés se mutilara para castigarse a sí mismo por el hecho de querer hacerle daño a Gauguin. Aún así, muchos historiadores alemanes como Hans Kaufmann y Rita Wildegans apuntan que el verdadero culpable de la mutilación de la oreja de Van Gogh fue Gauguin. Pero el artista nunca lo delató.

Gauguin se marchó de aquella casa después de tres meses, dejando atrás grandes discusiones que había tenido con Van Gogh. El sueño del pintor de crear su taller de artistas en Arlés se esfumó rápidamente. Pero el pintor nos ha dejado grandes obras en las que podemos ver sus más sinceros sentimientos durante esa época.

Las historias detrás de las obras en una exposición

Y ahora hay una forma de adentrarse a sus obras y a su historia de forma muy cercana y creativa. Se trata de la Vicent Van Gogh Experience, donde se puede descubrir todas las historias que se esconden detrás de sus obras, las miles de cartas que envió a su hermano Theo y mucho más.

Si quieres comprar entradas Vicent Van Gogh Experience para la exposición de Barcelona, tienes los tickets online en Proactiv. Comprar entradas online para esta exposición es casi obligatorio para todos los amantes del arte.

Entradas Recientes

Escribir un comentario