MERIENDAS-CENAS UN MUST DESDE SIEMPRE

La merienda-cena es una costumbre bastante arraigada en nuestro país pero que suele asociarse, sobretodo, al ámbito infantil o al recurso necesario si no nos queremos acostar muy tarde. Pero la merienda-cena puede ser algo mucho más serio y completo y que no tiene por qué darnos trabajo con la opción de meriendas a domicilio de Original Taste. Ponen a nuestra disposición unas estupendas meriendas artesanas con embutidos artesanos (chorizo de león, fuet, cecina de león, etc.) que están deliciosas.

El problema es que solemos improvisar un picoteo rápido: algo de pan, unos embutidos artesanos que están muy ricos, un postre y a dormir prontito. Pero una merienda-cena puede tomarse con mucha más tranquilidad.

meriendas-cenas-un-must-desde-siempre-1

VENTAJAS DE LA MERIENDA-CENA

En realidad, la merienda-cena es una de nuestras costumbres más típicas y cuando más las disfrutamos es en verano. Con el buen tiempo y la noche que parece que no llega, apetece juntarse con los amigos y comer algo consistente, entre las horas de la comida y de la cena,  alargando la velada. ¡Y después unas copas y ya podemos salir de marcha!

Además, los expertos recomiendan dejar un margen de entre 3 y 5 horas entre la cena y el momento de irse a dormir para conseguir que el sueño sea más reparador. Por lo tanto, el concepto de una merienda-cena, con una buena tabla de embutidos artesanos (quizás unas lonchas de cecina de león con pan tostado), se vuelve más atractivo.

meriendas-cenas-un-must-desde-siempre-2

Otra ventaja, es que mientras disfrutas de la merienda-cena puedes disfrutar de las puestas de sol. En cambio, si esperas a cenar por la noche, te las pierdes. Y si encima encargas una merienda artesana, una de las meriendas a domicilio de Original Taste no te dará nada de trabajo.

Y la última clave: ya no necesitamos tener una ingesta de calorías elevada porque nuestros ritmos biológicos y nuestro sistema nervioso, hormonal y digestivo se preparan para descansar. No es necesario que prepares un gran banquete para cenar. Algo ligero, ya te digo, una tabla de embutidos artesanos: chorizo de león, cecina de león, longaniza de bodega, secallona fina, fuet, jamón ibérico, un poco de pan y poco más.

embutidos artesanos

EL DRUNCH, LA MERIENDA-CENA DE LA GENTE “IN”

La gente que está al tanto de lo último en modas gastronómicas se ve que no se había enterado que aquí ya teníamos la costumbre ancestral de las meriendas-cenas y han empezado a importar la moda anglosajona del drunch.

¿Y qué es el drunch? Pues lo mismo que una merienda-cena pero en plan más fashion. Es una costumbre que viene de los países anglosajones y la palabra viene de la fusión de las palabras dinner+lunch o drunk+lunch. Y su concepto es el mismo que el de nuestra merienda-cena.

Se trata de comer algo más consistente en ese entre horas tras la comida y antes de la cena.
Salen del trabajo por la tarde y se van a locales selectos que sirven el drunch. Normalmente algún tipo de bocadillo y una copa. Y luego pueden tomar algunas copas sin que sea demasiado tarde y acostarse pronto.

meriendas-cenas-un-must-desde-siempre-4

Recommended Posts

Escribir un comentario