¿QUÉ ES LA JARCIA DE UN BARCO?

En Náutica

En Náutica, el término aparejo se refiere al conjunto de algunas de las partes de un barco de vela más importantes como los mástiles, las velas, la jarcia fija y la jarcia de labor. En general, este conjunto de elementos es el auténtico motor del barco, ya que es el que transmite la fuerza del viento hacia el barco consiguiendo que éste avance en una dirección u otra.

Breve historia de los aparejos

Los aparejos de los barcos han ido evolucionando a lo largo de la historia desde las primeras embarcaciones egipcias con aparejos más sencillos compuestos por mástiles centrales, una verga y una vela cuadrada que servía para impulsar a sus embarcaciones por el Nilo.

Siglos más tarde se empezaron a desarrollar los diseños de las archiconocidas calaberas y los galeones que dieron un vuelco a la historia de la humanidad. Se empiezan a montar dos y tres mástiles a bordo con diseños que les permiten poder empezar a navegar en ángulos más cerrados al viento.

Durante los siglos XVII y XVIII nos encontramos ya con las impresionantes fragatas y navíos de línea que empiezan a añadir cada vez más velas triangulares. Éstas les permiten navegar con ángulos por debajo de los 90º, gracias al diseño de los stays sobre los que se engarruchaban esta clase de velas.

Y finalmente, llegamos a nuestros días, con la aparición del aparejo Marconi, que nos permite llevar grandes cantidades de velamen con un aparejo muy sencillo, pero que sobretodo facilita las maniobras enormemente. Los barcos ya pueden navegar por fin a ángulos tan cerrados como los 45º en real y se debe principalmente al tipo de jarcia que incorporan los barcos de vela actuales.

Qué es la jarcia

Los barcos de vela incorporan diferentes elementos indispensables para sujetar los palos y las velas y para poder maniobrar con éstas. Al conjunto de estos elementos se lo denomina jarcia.

En un velero podemos encontrar los siguientes tipos de jarcia:

  • La jarcia firme o muerta: Se denomina así al conjunto de cabos y cables que están fijos y tensos y que sirven para sustentar el mástil en su posición. Permanece fija y tensada a ambos lados de los mástiles para sujetarlos y proporcionarles mayor estabilidad lateral. La jarcia firme la forman los estáis y los obenques.
  • La jarcia viva o de labor: Es aquella que consta principalmente de cabuyería que no está fija y que se puede atar y desatar fácilmente a las distintas partes de las velas. Está formada por los cabos y cuerdas que pueden atarse y desatarse durante una maniobra. La forman las drizas, los amantillos, las escotas, la trapa y las contras o retenidas.

En resumen, la jarcia nos permite poder operar con el aparejo y las velas, orientándolas en función de la dirección e intensidad del viento y poder izarlas y arriarlas. Coincide con lo que comúnmente denominamos la maniobra del barco.

Entradas Recientes

Escribir un comentario