RUTA POR LOS ALPES AUSTRÍACOS

Para disfrutar de las diferentes tonalidades de verde posible que brinda la naturaleza, nada como hacer una ruta por el Tirol. El encanto esmeralda de sus valles, las imponentes montañas alpinas, lagos cristalinos y pueblecitos que trasladan a otra época, una ruta por el Tirol es un estímulo para dejar volar la imaginación… y muy alto. Y My Way Rutas en Coche tiene la ruta perfecta.

Tan alto como las cumbres de los Alpes austríacos y su Parque Nacional de Hohe Tauern, donde los visitantes se dirigen para escapar del estrés contemplando un espectáculo natural incomparable. Una ruta por el Tirol supone un regalo para la retina y para el espíritu, ya que la particular belleza de sus paisajes tiene el don de transmitir alegría y bienestar. Es el Tirol suizo, escenario de tantas películas con imágenes cautivadoras para recordar. 

Decorados naturales de ensueño, prados por los que correr descalzos por la hierba, nubes de algodón, casitas de madera… También la posibilidad de practicar deportes acuáticos en sus lagos, así como visitar pueblos con encanto, disfrutar de refinada arquitectura y conocer algunas de las ciudades más bonitas de centroeuropa. Así es un viaje al Tirol.

SALZBURGO: PUNTO DE PARTIDA DE NUESTRA RUTA POR EL TIROL

Conocida por custodiar joyas del barroco que la han declarado Patrimonio de la Humanidad y por ser la ciudad natal de Mozart, Salzburgo es fácil de recorrer paseando. No hay de dejar de visitar su Fortaleza de Hohensalzburg, así como su centro antiguo y el Palacio de de Mirabell, de preciosos jardines.

A poca distancia de Salzburgo y siguiendo la recién estrenada ruta por Tirol, llegamos a la zona de los lagos de Salzkammergut, conocidos también como “Los lagos de Sisi”. La razón no es otra que la ubicación en la zona de la Villa Imperial de Bad Ischl, antigua residencia de verano de la famosa emperatriz.

La refinada arquitectura de la residencia se suma al bellísimo escenario natural que la rodea, y es visita obligada en una ruta por Tirol en coche.

Para los amantes del esquí, la parada siguiente puede ser Zell am See, la única estación del deporte blanco que sigue abierta incluso en verano, muy próxima a un glaciar y un lago cristalino. El Parque Nacional de Hohe Tauern nos aguardará también con el tesoro de su catarata.

DISFRUTANDO DE LAS VISTAS

La conducción por agradables carreteras es otro de los alicientes de un viaje por el Tirol, ya que el paisaje está repleto de bonitos paisajes que albergan pueblos con encanto. Imperdible una vista a Rattenberg, que destaca por su interés cultural.

Dentro de los consejos para viajar a Tirol ocupa un lugar destacable una estancia al menos de dos día en Innsbruck, su capital. Rodeada de un entorno natural privilegiado, ofrece al visitante alternativas tan variadas como arquitectura barroca, senderismo y arte.

No podemos olvidar mencionar a Los Mundos de Cristal de Swarovski, un impresionante museo que custodia las famosas creaciones de cristal, fascinando a mayores y pequeños. Tampoco hay que perderse Hall in Tirol y su centro histórico medieval: la ciudad está considerada como una de las más bonitas de Austria.

Así es una ruta por los Alpes austríacos, un cóctel de entornos naturales de gran belleza, pueblos pintorescos, arquitectura, actividades deportivas, cultura… Otro viaje imposible de olvidar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *