TIPOS DE HIPOACUSIA. TIPOS DE SORDERA QUE EXISTEN

Por
En Bienestar

Antes de determinar los tipos de hipoacusia (o tipos de sordera) es importante tener claro de qué se trata. La hipoacusia consiste en la pérdida de la capacidad auditiva, produciéndose una dificultad o imposibilidad para oír normalmente. Ésta puede ser unilateral afectando a un solo oído, o bilateral si afecta a ambos.

Como ya sabéis, para medir el nivel de audición puede hacerse con unas sencillas pruebas auditivas. Éstas valoran el grado de hipoacusia en función del nivel de decibelios que se perciben. Por tanto, antes de entrar en el tema de los tipos de hipoacusia, vamos a diferenciar sus niveles.

Niveles de hipoacusia

La intensidad de la hipoacusia se mide en decibelios (dB) y representa el nivel más bajo al que se oyen las distintas frecuencias de sonido:

  • Audición normal: Se pueden oír sonidos suaves por encima de 20 dB.
  • Hipoacusia leve: Entre 20 y 40 dB en el mejor oído. Cuesta escuchar en entornos ruidosos.
  • Hipoacusia moderada: Entre 40 y 70 dB en el mejor oído. Cuesta escuchar sin prótesis auditiva.
  • Hipoacusia severa: Entre 70 y 90 dB en el mejor oído. Hay necesidad de prótesis auditivas o de un implante coclear.
  • Hipoacusia profunda: Entre 90 dB y 120 dB. Dejamos de percibir prácticamente todos los sonidos y perdemos el sentido de la audición.
  • Cofosis: A partir de los 120 dB. El oído está completamente perdido.

Hipoacusia, tipos

Por supuesto, las sorderas, además de por el grado de intensidad en decibelios, habitualmente suelen clasificarse según la localización de la lesión que las provoca:

  • Hipoacusia conductiva o de transmisión: Se trata de la sordera causada por enfermedades u obstrucciones en el oído externo o medio, frenando el paso de las ondas sonoras al oído interno. Es el efecto de taparse el oído y, normalmente, quedan afectadas todas las frecuencias de sonido de manera uniforme. Suele responder bien con tratamiento médico o quirúrgico o con audífonos, según sea la causa que lo origina.
  • Hipoacusia perceptiva o neurosensorial: Se trata de los casos en los que el oído interno o el nervio auditivo se encuentran dañados. Es irreversible y a menudo se afectan unas frecuencias de sonido más que otras, escuchándose de forma muy distorsionada. Dependiendo de la intensidad de la hipoacusia será necesario un audífono o un implante coclear para recuperar la audición. Cuando afecta al oído interno se trata de una hipoacusia neurosensorial cloquear. En este caso puede ser transmisora, si el daño recae sobre las células ciliadas externas; o transductora, si el daño afecta a las células ciliadas internas. Cuando la lesión es nueronal, se trata entonces de una hipoacusia neurosensorial retrococlear.
  • Hipoacusia mixta: Son los casos en los que existen aspectos de pérdidas conductivas y sensoriales debidas a problemas tanto en el oído externo o medio como en el interno.
  • Hipoacusia central: Hace referencia exclusivamente a lesiones en los centros auditivos del cerebro.

 

Es importante mantener nuestra salud auditiva para el bienestar general de nuestro cuerpo. Por eso es necesario visitar a un audiólogo si se sienten molestias o se detecta alguna causa relacionada. Uno de los centros auditivos con las herramientas más novedosas del mercado y buenos profesionales es Audiotek. Los puedes encontrar en Barcelona, El Garraf, el Vallès Oriental y El Vallès Occidental.

Recommended Posts

Escribir un comentario