Viajar a Montenegro, la sorpresa oculta de los Balcanes

Considerado últimamente como destino de moda, viajar a Montenegro ofrece uno de los paisajes costeros más espectaculares de Europa. Este pequeño tesoro escondido entre los Balcanes constituye un paraíso para quienes buscan playas de ensueño y naturaleza abrumadora.

Parque natural de MontenegroLas montañas y parques nacionales que lo circundan hacen que viajar a Montegro brinde otras posibilidades como el senderismo. Recorridos en bicicleta de montaña y travesías en kayak por parajes donde todavía hay lobos y osos son otros retos del viaje.

Pero un viaje a Montenegro también supone descubrir un patrimonio histórico apasionante y una interesante fusión de culturas.

Una buena forma de hacerlo es de la mano de My Way a través de una ruta en coche por Montenegro. Los lugares más bellos del país, alojamientos y una guía de viaje detallada para disfrutar al máximo del tesoro del Adriático.

 

Viajar a Montenegro: el desconocido nos descubre sus secretos

Montañas que rodean majestuosamente playas de agua transparente y ciudades amuralladas encaramadas sobre rocas que bordean el mar. Unas vacaciones en Montenegro son una de las destinaciones más agradables que pueden elegirse durante todo el año. Aunque en verano Montenegro y playas maravillosas son indisociables, por lo que sería la estación más recomendable para los amantes del mar.

Como punto de partida de una ruta en coche por Montenegro la ciudad de Kotor es perfecta. Considerada como la joya del país, Kotor es un viaje en el tiempo que nos transporta a la antigua Europa. Ciudades amuralladas, iglesias,  plazas y callejeulas con encanto típicas del medievo por doquier. 

Después de disfrutar del encanto marinero de Kotor  llegaremos a Perast, un pueblo de ambiente barroco auténtico remanso de paz.

El Parque Natural de Lovcen es el enclave donde se encuentra la Montaña Negra símbolo del país. Como punto de partida para adentrarse en el parque puede hacerse desde Cetinje, ciudad encantadora y antigua capital de país. Pistas de senderismo, esquí en invierno, pueblos antiguos y cabañas de madera son algunos de los numerosos lugares para explorar.

 

Un lago mágico en los Balcanes

En la frontera de Montenegro y Albania se encuentra el lago de Skadar. Sus playas, bahías, cayos, islas y penínsulas constituyen un magnífico hábitat para más de 250 especies de aves. Este paisaje increíble que ha permanecido inalterable a lo largo del tiempo es una de las mejores experiencias de viajar a Montenegro.

Vista panorámica de Kotor de vacaciones en MontenegroUn lugar de peregrinación muy importante así como uno de los monasterios más visitados de los Balcanes es Ostrog. Está ubicado en una ladera de la montaña de Ostroska Greda, mezcla de naturaleza salvaje y ambiente sacro.

Croacia puede ser un perfecto broche final para visitar Montenegro. Dubrovnik sorprende al viajero con su belleza abrumadora y su riqueza artística e histórica. Rodeado de murallas que resguardan calles empinadas, escaleras sin fin, palacios, fuentes y museos, Dubrovnik transporta a un sorprendente mundo paralelo.

Buen clima, valles verdes, montes grises, mar esmeralda… Una ruta en coche por las carreteras pintorescas de Montenegro es la mejor forma de disfrutar la poderosa belleza del país.

Entradas Recientes

Escribir un comentario