TIPOS DE HIPOACUSIA

Podemos diferenciar diferentes tipos de hipoacusia según sus causas, su grado de pérdida o el momento en que ésta se origina. La hipoacusia es, básicamente, una deficiencia en la capacidad de percibir sonidos. Es decir, una creciente dificultad para escuchar con la intensidad habitual. Veamos pues los diferentes tipos de hipoacusia.

Tipos de hipoacusia según su origen

Una de las hipoacusias más comunes son las prenatales. Éstas tienen un origen genético o bien pueden estar causadas por infecciones o exposición a la radiación, o bien ser provocadas por enfermedades como la rubeola materna.

Cuando se originan entre el momento del parto y los primeros veintiocho días de vida se trata de hipoacusias perinatales. Pueden deberse a prematuridad, bajo peso o meningitis. Y, finalmente, las postnatales son consecuencias de, entre otros factores, meningitis, otitis o traumatismos.

Hipoacusia tipos según el grado

Otra manera de clasificar la hipoacusia es en cuanto el nivel de audición que se ha perdido. Cuantos menos decibelios alcance a percibir el oído, mayor es el daño. Veamos los tipos de hipoacusia según su grado:

  • Hipoacusia leve o ligera: Es cuando el oído tiene problemas para detectar sonidos de 20 a 40 dB. Es decir, es difícil escuchar los susurros y las palabras de otras personas si nos encontramos en una reunión o un lugar ruidoso.
  • Hipoacusia moderada: Se da cuando no se perciben hasta sonidos de entre 40 y 70 dB. En estos casos, a pesar de estar en lugares tranquilos se presentan problemas para escuchar claramente las palabras de las personas que tenemos enfrente.
  • Hipoacusia severa: Se produce cuando no se perciben sonidos de entre 70 y 90 dB. La persona que la padece tan solo alcanza a escuchar ligeramente con gritos.
  • Hipoacusia profunda: También llamada sordera, es cuando no percibimos sonidos de entre 90 y 110 dB. Es la antesala de la pérdida total de audición.
  • Cofosis: A partir de los 120 dB. En estos casos, el oído ya está completamente perdido.

Tipos de hipoacusia según la zona afectada

Al encontrarnos frente una pérdida de audición, el primer paso es determinar el lugar del oído donde se ha producido la lesión. En base a este concepto, podemos determinar los siguientes tipos de hipoacusia:

  • De transmisión: la alteración es generada por una lesión en el oído externo y/o medio.
  • Perceptiva o neurosensorial: la lesión se centra en los órganos del oído medio y/o interno. Si se habla del oído interno, debemos diferenciar entre:
    • Neurosensorial Coclear: la lesión se sitúa en la cóclea o caracol.
    • Transmisora: el daño recae sobre las Células Ciliadas Externas.
    • Transductora: la lesión recae sobre las Células Ciliadas Internas.
    • Neurosensorial Retrococlear: cuando la lesión es neuronal y, por consiguiente, recae sobre el nervio auditivo.
  • Mixta: Cuando hay alteraciones auditivas simultaneas, tanto en el oído medio, como también en el sistema nervioso auditivo.

Tras toda esta información es sencillo que creamos saber qué tipo de hipoacusia tenemos, o tienen nuestros padres/abuelos/familiares. Sin embargo os recomendamos que antes de erigir como un profesional y dictaminar qué sucede, lo mejor será acudir a un centro auditivo personalizado, como por ejemplo: Audiotek, en el cuál os harán/les harán las pruebas necesarias para saber qué sucede.

Recommended Posts

Escribir un comentario